Hospitales y centros para revisiones Médicas Deportivas

Si te dedicas al mundo del deporte, no pongas tu salud en juego y ponte en manos de especialistas, desde un centro privado, que controlen tu historial médico completo. Para ello es necesario realizar un estudio de los antecedentes familiares (como enfermedades hereditarias), lesiones que hayas tenido a cualquier edad, algún tipo de alergia, si estás recibiendo medicación, llevar contigo y visible el grupo sanguíneo al que perteneces, realizarte analítica completa, entre otros. Es importante además, realizar una exploración visual, para no poner en riesgo la vista, en caso de haber algún signo de “torpeza visual” que afecte a dicho campo o aviso de desprendimiento de retina; la visión siempre será una parte muy delicada ante cualquier esfuerzo que se realice con ejercicio.

Revisiones Médicas Deportivas

Reconocimiento médico deportivo

En los chequeos deportivos, la prueba del esfuerzo o ergometría, es una técnica que se utiliza para valorar el estado y respuesta del corazón del deportista. Dicha prueba se realiza tanto en estado de reposo, como después de hacer una actividad física controlada.
La espirometría o prueba de la función pulmonar, se realiza también en las revisiones deportivas para obtener una serie de valores y poder calcular el potencial de los pulmones a la hora de consumar esfuerzos.
Con el electrocardiograma, podrás ser consciente de que la actividad cardiaca es normal y no presenta ninguna anomalía, para enfrentarte a los deportes que has elegido.


Sumando todas estas pruebas y haciendo las revisiones periódicas oportunas, el deportista tendrá la certeza de que podrá hacer frente al ejercicio.
Mente sana en cuerpo sano e inteligencia premonitoria son los tres pilares para cualquier persona prudente a la hora de cuidarse. Los chequeos médicos son imprescindibles para mantener un cuerpo 10 y afín en nuestras expectativas deportivas.