¿EN QUE CONSISTE UNA REVISIÓN MÉDICA O CHEQUEO?

El paciente que requiere de una revisión médica o chequeo, será atendido personalmente y se le entregará al final de las pruebas pertinentes un informe médico. Por lo general, la revisión consta de analíticas de sangre y orina, revisión visual, auditiva, electrocardiograma, Rx en algunas ocasiones, exploración o auscultación y palpamiento de zonas de riesgo. Si durante este chequeo se descubriese que algo no va bien, entonces se procedería a una exploración más exhaustiva por el especialista adecuado.

En que consiste una revisión médica

En el caso de las mujeres, los chequeos médicos deben realizarse específicamente teniendo en cuenta la edad de la fémina. Por ejemplo, hay 4 partes fundamentales de chequeos a realizar con frecuencia y dependiendo de la edad: las citologías, mamografías, ecografías y la densidad ósea.
Hay que tener en cuenta que a partir de la mayoría de edad el cuerpo de la mujer comienza a cambiar, y por lo tanto hay que realizar un seguimiento según la edad.

A partir de los 18 años, cuando la mujer está muy activa, es importante realizar una citología vaginal cada dos años, indicada para la detección precoz de cáncer del cuello del útero o irregularidades en éste, de tal forma que las posibilidades de curación son muy altas y el tratamiento sería más efectivo.
A partir de los 35 años, la mujer debe hacerse la primera mamografía, para poder descartar cualquier tipo de bulto en sus mamas, debe tener en cuenta su historial genético materno.
Y por último es importante también descartar el desgaste de los huesos y para su prevención, la mujer entre los 45 y los 50 años debe realizarse la prueba de la densiometría ósea, de esta forma se puede valorar el estado de sus huesos y poder tomar las precauciones oportunas.